Lo que debes y no debes hacer en una entrevista de trabajo

Entrevistas de trabajo

Preparar tu apariencia cuando vayas a asistir a una entrevista de trabajo es importante. Pues la primera impresión que el empleador se lleve de ti será muy importante a la hora de calificarte para el puesto que estás postulando. No obstante las actitudes que tengas al momento de responder las preguntas, la serenidad con que actúes para llenar los datos o interactuar con el seleccionador es mucho más vital. 

Si quieres el puesto de trabajo para el que estás postulando debes tomar en cuenta algunas recomendaciones que te ayudarán dejar una buena impresión y favorecerán a tu calificación. 

Lo que no debes hacer

  • Llegar tarde: Si no llegas puntual a la primera cita donde recién conocerás a tu empleador, cómo esperas que este confíe en que serás un trabajador responsable. En el sistema laboral, la puntualidad es muy importante, pues vale dinero, por ello ciertas compañías incluso descuentan a sus empleados un rubro mensual, por motivo de atrasos. 
  • Presentarte mal vestido o sin arreglar: Una apariencia descuidada deja mucho que desear. Ya lo decía el dicho de nuestras abuelas: «Como te ven te tratan» y en el mundo laboral esto refleja pulcritud y dedicación. Pues una persona que cuida de sí misma deja un buen precedente. En empresas donde los trabajadores están en contacto directo con el cliente, incluso se les llama la atención por andar despeinados o en el caso de las mujeres, sin maquillaje, porque esto afecta a la imagen institucional. 
  • No haber preparado la entrevista laboral: Asistir a una entrevista es el momento ideal para revelar tus capacidades y dar conocer todo lo que puedes llegar a desarrollar en el puesto para el que estás postulando. Así que no puedes mostrarte nervioso o sin preparación. Haz una lista en casa en la que enumeres tus cualidades laborales, la forma en que trabajas y ensaya para que no te sorprenda cualquier pregunta de tu empleador. 
  • Ir acompañado: No es una buena idea definitivamente. El mundo laboral es muy competitivo y lo que más quieren los empleadores es gente independiente y con iniciativa, que pueda resolver problemas y ser proactivo. No alguien que se muestre inseguro o que dependa de sus papás todavía para desenvolverse. 
  • Provocar interrupciones: Siempre que acudas a una entrevista de trabajo asegúrate de tener apagado el  celular, ya que podría sonarte en mitad de la charla y provocar una situación incómoda. Mentalízate: en ese momento no hay nada más importante que la entrevista.
  • Mostrar los nervios, la ansiedad o el estrés: Más del 50% de nuestra comunicación es corporal, por eso debemos recordar que los gestos y los movimientos que hagamos con nuestro cuerpo revelarán nuestro estado de ánimo y humor al momento de hacer la entrevista.  Morderse las uñas, revolverse en la silla, dar golpecitos con el bolígrafo, no hablarían bien de tu estado de ánimo. 
  • Estar pendiente del tiempo: Mirar constantemente el reloj da imagen de ansiedad y de que se tienen cosas más importantes que hacer. Relájate y muéstrate confiado.
  • Mostrar desgano, desprecio o pesimismo: No importa que realmente no sea lo que esperabas o haya cosas con las que no estés de acuerdo, procura ser positivo y ver la cara buena de cada situación. Sonríe y procura crear empatía, no cualquiera tiene la oportunidad de ser llamado a una entrevista de trabajo. Si lo hicieron es porque vieron potencial en tu curriculum. 
  • Centrarse en el tema económico: La entrevista de trabajo no es el momento adecuado para negociar las remuneraciones ni los salarios. Centrarse demasiado en el aspecto monetario causa una mala imagen ante el entrevistador y puede ser contraproducente. Si es necesario, pregunta, pero sé discreto, no parezcas ansioso.
  • Ser descortés: La buena educación hará que brilles en cualquier parte. Agradece a la empresa y al entrevistador la oportunidad que te brindan, resalta los aspectos positivos y olvida los reproches.
  • Mentir: Es habitual hacerse la pregunta… ¿qué pasa si miento en una entrevista de trabajo?. Evidentemente si te pillan estarás descartado automáticamente del proceso de selección. Por tanto, no vale la pena mentir en la entrevista laboral.

¿Cómo debes actuar durante la entrevista?

Si te expusimos las cosas que no debes hacer al presentarte a tu primera entrevista de trabajo, ahora te recomendamos que leas con atención qué es lo que debes hacer y cómo actuar. 

1. Recuerda saludar al ingresar

2. Al saludar, recuerda mirar a los ojos del entrevistador y no te sientes hasta que te lo digan.

3. Cuida tu lenguaje: No uses jergas al expresarte con el entrevistador, tampoco hables demasiado, ni poco. Piensa bien antes de hablar. Deberás utilizar un lenguaje formal, pues no estás ni con tus amigos, ni familiares y el grado de respeto hacia tus jefes es muy importante.

4. Conoce tu currículum: Tú mejor que nadie conoces tus fortalezas y debilidades. Memoriza bien los tiempos en que laboraste en cada trabajo anterior. Si tus respuestas no concuerdan con la información de tu CV difícilmente pasarías a la segunda etapa.

5. Conoce el perfil de la vacante: Si has enviado tu CV a varios reclutadores o empresas es mejor que tengas un archivo de todas las empresas a las que has postulado. Anotar el perfil y aptitudes profesionales que busca cada uno.

6. Define los beneficios que le ofreces a la empresa: Una cosa que debes tener muy claro es que las empresas no te contratarán porque necesitas el puesto laboral. Ellos te necesitan para beneficio suyo. Elabora una lista de beneficios que podrías ofrecer a la empresa si te contratan.

7. Sé positivo: Mantén una aptitud positiva ante todo. Puede ser difícil buscar un trabajo adecuado para ti o que cumpla con tus expectativas, sin embargo esas aptitudes laborales te ayudará a superar todo tipo de obstáculos y ver las cosas desde otra perspectiva.

Recuerda que las empresas siempre buscan llenar sus vacantes con personas proactivas, que propongan ideas, que sepan acatar órdenes y que contribuyan con un buen ambiente laboral. Mostrar tus habilidades no tiene por qué ser una prueba de fuego, solo debes tener confianza en ti mismo y prepararte. (I)

#QuedateEnCasa: 5 ideas prácticas para trabajar en casa para evitar el coronavirus

Houzz

El teletrabajo es hoy, debido al brote de COVID-19 (coronavirus), una obligación para una gran mayoría. Sin embargo, trabajar en casa no es tan sencillo como pudiera parecer, más aún teniendo a los niños en casa como les sucede a muchos. Desde Houzz proponen cinco ideas prácticas para poder seguir con nuestra rutina laboral de la mejor manera posible.

Define cuál será tu espacio de trabajo en los próximos días

¿Dónde vas a instalar tu oficina en casa? Una vez lo hayas decidido, asegúrate de que los que están en casa contigo sepan este será tu lugar de trabajo durante estos días de aislamiento obligado. Da forma a un lugar práctico y cómodo, bien iluminado y con la silla adecuada. En cuanto a la luz artificial, el consejo desde Houzz es apostar por un flexo que proporcione una buena luz puntual.

Tenlo todo bien ordenado

Papeles, carpetas, libros…, es imprescindible mantener la zona de trabajo bien ordenada para que resulte un lugar agradable en el que sentarse cada mañana durante las dos o tres próximas semanas. “Es una buena idea dedicar cinco minutos por la tarde a dejarlo ordenado para la mañana siguiente”, recomienda Rafael F. Bermejo, editor de la Revista Houzz España.

Márcate un horario y cíñete a él

Define una rutina y un horario y no te salgas de él. Así, te será más fácil en estos días separar trabajo de tu vida personal. Muchos profesionales y autónomos que trabajan desde casa suelen trabajar muchas más horas de las recomendadas. Estos días es importante mantener una rutina saludable y definir bien las horas de trabajo.

Dúchate, vístete y desayuna algo antes de sentarte a trabajar 

La tentación de trabajar en pijama es a veces fuerte, más ahora que debido al coronavirus no vas a salir de casa ni esperas tampoco visitas. Lo mejor es vestirse porque de alguna manera te ayuda a sentir que vas a comenzar tu trabajo, a hacer algo profesional y con cuidado.

Mantén contacto virtual con otros profesionales y clientes

Hablar con otros profesionales, con los compañeros de trabajo y clientes; estar al día en las redes sociales; en opinión del editor de la Revista Houzz España todo esto es buena idea “para seguir un ritmo de trabajo productivo y sobre todo para evitar de alguna forma la sensación de aislamiento y soledad a la que nos estamos enfrentando estos días y a que muchos les está suponiendo el hecho de trabajar desde casa debido al coronavirus”. Programa alguna reunión o, sencillamente, cambia impresiones con compañeros, clientes, etc.

Visados de residencia y trabajo

Si tiene intención de buscar trabajo en España, ante todo debe saber que el Consulado General de España en Lima no funciona como una agencia de empleo, no dispone de bolsa de trabajo ni tiene conocimiento de ofertas laborales que puedan existir en España. El Consulado se limita a admitir las solicitudes de visados para aquellas personas que ya disponen de una autorización de trabajo y residencia firme.

Los visados de residencia y trabajo habilitan para residir y trabajar en España. Existen distintos tipos de visados de residencia y trabajo: visados de residencia y trabajo por cuenta ajena, visados de residencia y trabajo por cuenta propia, visados de residencia y trabajo en el marco de prestaciones transnacionales de servicios y visados de residencia con excepción de autorización de trabajo.

  • Visado de residencia y trabajo por cuenta ajena

Habilita a su titular (mayor de 16 años) para residir de forma temporal en España (por un periodo superior a 90 días) y para ejercer una actividad lucrativa, laboral o profesional, por cuenta ajena. El empleador debe haber obtenido previamente en la Delegación/Subdelegación del Gobierno competente o, en su caso, ante el órgano autonómico competente una autorización de residencia y trabajo. 

  • Visado de residencia y trabajo por cuenta propia

Habilita a su titular (mayor de 18 años) para residir de forma temporal en España (por un periodo superior a 90 días) y para ejercer una actividad lucrativa, laboral o profesional, por cuenta propia.

  • Visado de residencia y trabajo para investigación

Habilita a su titular para residir de forma temporal en España (por un periodo superior a 90 días) y para realizar proyectos de investigación, en el marco de un convenio de acogida firmado con un organismo de investigación (persona física o jurídica, pública o privada, con establecimiento principal o secundario radicado en España, que realice actividades de investigación y desarrollo tecnológico y haya sido autorizada para suscribir convenios de acogida). El organismo de investigación que haya firmado un convenio de acogida con un extranjero no residente en España debe haber obtenido previamente en la Delegación/Subdelegación del Gobierno competente o, en su caso, ante el órgano autonómico competente una autorización de residencia y trabajo para investigación.  

Visado de residencia y trabajo de profesionales altamente cualificados titulares de una Tarjeta azul-UE

Habilita a su titular para residir de forma temporal en España (por un periodo superior a 90 días) y para desempeñar una actividad laboral para la que se requiera contar con cualificación de enseñanza superior o, excepcionalmente, contar con un mínimo de cinco años de experiencia profesional que pueda considerarse equiparable a dicha cualificación, relacionada con la actividad para cuyo desempeño se conceda la autorización. El empleador debe haber obtenido previamente en la Delegación/Subdelegación del Gobierno competente o, en su caso, ante el órgano autonómico competente una autorización inicial de residencia temporal y trabajo. No será requerible la obtención de visado de residencia y trabajo previo en casos de ejercicio del derecho a la movilidad, tras haber sido titular de una de dichas autorizaciones en otro Estado miembro de la Unión Europea. 

  • Visado de residencia y trabajo en el marco de prestaciones transnacionales de servicios

Habilita a su titular (mayor de 16 años) para residir de forma temporal en España (por un periodo superior a 90 días) y para ejercer una actividad lucrativa, laboral o profesional, en el marco de una prestación transnacional de servicios a una empresa establecida en un Estado no perteneciente a la Unión Europea ni al Espacio Económico Europeo (ver los requisitos).

  • Visado de residencia con excepción de autorización de trabajo
    Habilita a su titular (mayor de 16 años) para residir de forma temporal en España y para ejercer una actividad con excepción de autorización de trabajo (ver los posibles beneficiarios en requisitos: investigadores, profesores, artistas, religiosos, etc.). El solicitante no necesita una autorización inicial de residencia temporal y trabajo para poder obtener este visado.
  • Visado de residencia para inversores, emprendedores, profesionales altamente cualificados, investigadores y trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales (beneficiarios de lo dispuesto en la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización)
    Habilita a su titular a para residir en España por el plazo de un año, salvo en el caso del visado de residencia para trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales, que tendrá una validez acorde con la duración del traslado, sin que pueda superar un año.

Reseña de la entrevista de Mario Ghibellini a León Trahtemberg sobre educación a distancia y la implementación de «Aprendo en Casa»

Entrevista de Mario Ghibellini a León Trahtemberg sobre la implementación de «Aprender en casa» , sistema de educación a distancia creada por el MInisterio de Educación con ocasión del aislamiento social que trajo consigo la epidemia del coronavirus  El Peruano 07 04 2020 

León Trahtemberg destaca estrategia «Aprendo en Casa» del Ministerio de Educación. Especialista señala que la educación del siglo XXI y la del futuro están basadas en el mundo virtual más que en el presencial. El especialista en educación León Trahtemberg destacó el inicio del año escolar del Ministerio de Educación a través de la estrategia Aprendo en Casa. (Tomado de En Portada, Canal N, 06 04 2020)

Trahtemberg descartó que los alumnos se vayan a retrasar durante este proceso. «Las competencias que uno tiene que adquirir en la vida escolar son los mensajes fundamentales. Hay una distribución gradual en los once grados de primaria y secundaria, más lo de preescolar, que el Ministerio de Educación propone para tratar de acompañar el desarrollo cronológico de los chicos y permitir que a lo largo del tiempo estas competencias, estas habilidades se vayan acumulando y desarrollando, pero en mayor o menor amplitud, es una cosa que tiene cierta flexibilidad», dijo en el programa N Portada, del Canal N.

Señaló que hay países donde el día escolar dura seis horas, en otros ocho horas, y que hay países cuyo año escolar es de 40 semanas y otros de 36. «Entonces, hay una cierta variabilidad respecto a cuánto tiempo se requiere para adquirir las habilidades fundamentales y las competencias que permiten a uno desempeñarse en el mundo y yo creo que, en ese sentido, en contextos como estos, es perfectamente válida la idea de reprogramar y de recalendarizar, y de alguna manera, complementar las habilidades que adquieren en su clase presencial con aquellas que están adquiriendo por las fuerzas de las circunstancias».

Explicó que lo que se debe entender que los alumnos han terminado el año escolar anterior en diciembre, van a regresar a clases optimistamente en mayo, lo que significa que, si no tuvieran nada, perderían seis meses o más de su trayectoria escolar. 

De lo que se trata -afirmó- es de ver la manera de mantener un vínculo, una continuidad con el quehacer de la vida escolar que implica enfrentar retos, aprendizajes, mantener un cierto hábito de trabajo escolar, pero obviamente dentro de un escenario distinto del salón de clases presencial, por lo que se requieren enfoques y priorizaciones alternativas. 

«El 30% del Perú tiene la posibilidad de hacer un vínculo por internet y el 70% no. Entonces, hay que utilizar distintos medios para garantizar esa continuidad del vínculo profesores-alumnos-aprendizaje, que en este momento es mucho más importante que el contenido que eventualmente hubiesen desarrollado si hubieran ido presencialmente a la escuela. Eso siempre se puede reprogramar, se pueden buscar fórmulas por la cuales aquellos objetivos no alcanzados en el período se reformulen, se replanteen, se integren con otros», manifestó. 

Consideró que la idea que más sentido tendría sería convertir el 2020 y el 2021 como un solo ciclo, de tal manera de que todo lo que evidencie no haber sido aprendido este año se incorpore al 2021 y de esta manera, en esos dos años, se vaya supliendo aquello que no se pudo hacer en el primer semestre.

Sin embargo, Trahtemberg resaltó que en este primer semestre se están desarrollando una serie de habilidades que no son las usuales para la escuela presencial. «Para empezar, todo el aprendizaje del mundo virtual para profesores y alumnos les va a quedar para toda la vida, porque se van a convertir en parte de su habilidad y cotidianidad, con lo cual el Perú va a poder dar un salto importante en sus modelos educativos a partir del retorno a clases. Claro, se aprendió a la fuerza, digamos, producto de las circunstancias, con mucho esfuerzo, pero al final se va a estabilizar y se va a convertir en un saber usual».

Dijo que, aunque muchos padres no lo entiendan, el vínculo profesor-alumno-aprendizaje con la estrategia Aprendo en Casa es más decisivo en educación inicial porque los niños tienen un vacío desde que dejaron la escuela en diciembre pasado. «Justo en la etapa más importante de su desarrollo neurológico, fisiológico, motor, intelectual, cognitivo y social del niño en los primeros cinco años de vida les vamos a decir: vas a estar en las cuatro paredes de tu casa sin salir, con el estrés de la casa y sin ningún contacto con profesores ni alumnos, ni con alguien que lo pueda estimular con un criterio profesional y permita su crecimiento intelectual y social y de salud mental.

Advirtió que el hecho de que tengan menos horas de contacto en la educación inicial no quiere decir que ese contacto no sirva porque el profesor solo está media hora o dos o tres veces al día vinculado con los niños. «Esta es una forma de respetar al niño, entender que él tiene un cierto nivel de atención, de concentración, de divertimiento, de juegos, de hacer otras tareas en la casa; y también los padres que lo acompañan en su diario quehacer, tienen que ocuparse de otras cosas más. 

El hecho que se dosifique con menos tiempo de actividad para los niños de inicial y de los primeros grados de primaria -precisó- no quiere decir que no se requiere que todo el equipo de profesores esté disponible para preparar las actividades y mantener el contacto con ellos. No tiene mucho sentido hablar solamente de cuántas horas de clase hubieran tenido si iban al aula presencial versus lo poco que eventualmente suponen que hacen en la casa. Lo que están haciendo en la casa es salvarle la vida, cuidando su salud mental, sus vínculos, su desarrollo neurológico, cognitivo, gracias a los estímulos que se van a ir dando día a día en este contacto con el preescolar, primaria y secundaria.

Trahtemberg sostiene que no tiene sentido suponer que es el número de horas al día el que va a determinar si los alumnos están siendo acompañados en su aprendizaje, sino el hecho de estar vinculados, de estar conectados, de aprender cotidianamente algo interesante, de enfrentarse a nuevos medios como la radio, la televisión e internet para estudiar y aprender, el interactuar en equipo pero por vías virtuales- «Todas son formas de aprendizajes, de socialización que son sumamente importantes para la salud mental de los chicos y para que se mantenga una continuidad de su desarrollo escolar». 

Estimó que durante la primera semana de la estrategia Aprendo en Casa será del choque, donde todo el mundo se asusta, profesores que dicen que no saben, que no entienden, los alumnos tampoco, los padres no saben siquiera sintonizar el canal donde está el programa, etc. La segunda semana será la del aprendizaje de los errores, donde se ajusta, replantea, reformula y afina el modelo. «Hacia la tercera semana la gente ya estará montada sobre el caballo. Todo ese aprendizaje no solo va a permitir continuar clases en mayo o junio, o el tiempo que sea necesario. Después se va a convertir en un complemento de la educación presencial. «Y hay que tener en cuenta que la educación del siglo XXI, la educación del futuro están basadas en el mundo virtual más que en el presencial», sentenció.

Amazon busca personas para trabajar desde casa

амазонка работа из дома

Amazon está buscando personas para trabajar desde casa. Hay puestos muy variados que puedes desarrollar desde cualquier lugar del mundo, aunque a veces, piden que estés en un determinado lugar. No obstante, hay ofertas de empleo para trabajar de forma remota desde tu casa, o cualquier lugar del mundo en Amazon.

Las oportunidades virtuales no están disponibles en todas las áreas, aunque si hay oportunidades muy diversas.

Generalmente, buscan personas para trabajar desde casa ocupando puesto de atención al cliente, puestos relacionados con las tecnologías; desarrollo, arquitectura web, diseño, programación… así como otros puestos de empleo gestión de logística, formación, ventas e incluso hay puestos para profesionales de recursos humanos.

Normalmente, si eres seleccionado para cubrir uno de estos puestos de empleo desde casa, alguien del personal de Amazon contactará contigo para explicarte más a fondo en qué consiste ese trabajo. De hecho, suele haber una capacitación inicial antes de comenzar a desarrollar uno de estos puestos de empleo.

En el caso de trabajar desde casa en el área de atención al cliente de Amazon, donde predominan las oportunidades, las funciones principales es conectar con los clientes a través de chat, teléfono o correo electrónico en un esfuerzo por proporcionar un servicio al cliente de primera clase.

Acceder a las oportunidades para trabajar desde casa con Amazon

Las condiciones de empleo y salarios, variará en función del puesto a solicitar así como las horas de trabajo o proyectos. Durante las temporadas altas, es posible que deba trabajar hasta 40 horas por semana y días festivos.

¿Quién lo tiene más fácil para encontrar un empleo?

Los candidatos que firmaron más contratos a través de Infojobs son las mujeres de entre 25 y 34 años, con estudios universitarios y residentes en Madrid y Barcelona

El salario bruto anual de los contratos cerrados creció un 6%, hasta los 16.951 euros.

Si tienes entre 25 y 34 años, estudios universitarios y buscas empleo como comercial, en ventas, atención al cliente o en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación probablemente lo tendrás más fácil para acabar firmando un contrato, tal y como les ocurrió a más de un millón de personas gracias a Infojobs.

El popular portal de empleo presentó este martes los datos correspondientes a 2016, que han superado todas sus expectativas. Se marcaron como objetivo lograr un millón de contrataciones en 2016 y han conseguido cerrar el año con «1.205.731 alegrías», en palabras de su directora general, Dominique Cerri.

Una cifra un 45% superior a la de 2015, cuando se firmaron 831.763 contratos, y que confirma, a juicio de Infojobs, «el inicio de la recuperación del mercado laboral español». De los 3.065.336 candidatos inscritos a una oferta de esta plataforma el año pasado, uno de cada dos consiguió una entrevista; y uno de cada tres logró un empleo. Aunque, añadió Cerri, «un empleo es mucho más que una cifra. Conseguir un trabajo es mucho más que firmar un contrato. Es realizarnos como personas. Nos da seguridad, nos ayuda a crecer y nos permite sentirnos parte de esta sociedad».

El perfil con más opciones

Respecto al perfil más contratado por las empresas que recurrieron a esta plataforma para reclutar talento, los candidatos que firmaron más contratos fueron los profesionales de entre 25 a 34 años (43%), de sexo femenino (58%), con estudios universitarios (41%) y residentes en Madrid (32%) o Barcelona (25%).

En cuanto a la calidad del empleo creado, un 58% de los contratos fueron de duración determinada frente a un 24% indefinidos. Y por tipo de jornada, un 64% fueron a tiempo completo y un 36% , parcial.

La mayoría de las contrataciones indefinidas se dieron entre los profesionales con edades comprendidas entre los 25 y los 34 años (41%), seguidos de los que tienen de 35 a 44 años (32%). Además, entre los candidatos de Infojobs que consiguieron un empleo indefinido predominaron las personas con un mayor nivel de estudios, el 22% tenía un postgrado, un máster o un doctorado.

Si analizamos los datos para conocer cuáles fueron las áreas de actividad con más opciones en 2016, destacan comercial, atención al cliente y ventas y los trabajos relacionados con las Tecnologías de la información y la comunicación.

Así, el 20% de los contratos firmados el año pasado fueron en la categoría profesional de comercial, ventas y televentas; seguido de administración y finanzas (15%); atención al cliente (15%); calidad, producción, ingeniería e I+D (8%) e informática, telecomunicaciones y programación (7%).

La mayoría de contratos indefinidos correspondieron a las áreas de administración y finanzas (21%); comercial, ventas y televenta (15%), e informática, telecomunicaciones y programación (12%). «Estos datos indican», según los responsables de Infojobs, «que los puestos transversales, aquellos que todas las empresas necesitan, junto con la tecnología, son los principales generadores de empleo en España».

Salarios

Respecto a los sueldos, el salario bruto anual de los contratos cerrados a través de Infojobs en 2016 creció un 6% si lo comparamos con 2015 y se sitúa en 16.951 euros, el punto más alto de los últimos años; aunque aún no se ha recuperado el nivel de 2008, cuando el salario promedio era de 17.705 euros.

Además, el 20% de los contratos suscritos en esta plataforma fueron empleos con una remuneración superior a los 24.000 euros brutos anuales, mientras que en 2013 tan solo representaban el 12%. Por el contrario, descienden de manera significativa los contratos con un salario bruto anual inferior a los 9.000 euros, pasando de representar un máximo del 30% en 2014 al 15% en 2016.

En cualquier caso, se mantienen las diferencias salariales entre los contratos indefinidos y los de duración determinada. El salario medio de los contratos fijos firmados en Infojobs en 2016 se situó en 20.449 euros, un 21% por encima de la media de contratos en general.

Consejos para encontrar empleo

Estar sin empleo no significa estar parado. Al contrario, buscar empleo también es un trabajo. Y para lograr que esa búsqueda concluya con un final feliz, los expertos recomiendan empezar por conocerse mejor a uno mismo. La directora general de Infojobs, Dominique Cerri, ofrece algunos consejos a aquellos que buscan una nueva oportunidad laboral.

«En primer lugar, es muy importante que los candidatos se conozcan muy bien para que apliquen a ofertas que sean las adecuadas conforme a su perfil. Se trata de que en el momento de que se produzca una entrevista, se dé una conversación de igual a igual», explica.

Además, recomienda que los profesionales interesados en encontrar empleo o en cambiar de puesto de trabajo se interesen por las empresas por las que van a postular, así como por el puesto al que aspiran. Conozcan sus proyectos, valores, etc.

El currículum sigue siendo importante. Es el primer contacto que el candidato tiene con la empresa. Por eso, es necesario que esté bien hecho y no contenga errores. «Sera?el primer trabajo que el profesional presenta en esa compañía», subraya Cerri. Por último, aconseja acudir relajado a la entrevista. «No se va a pedir trabajo, sino a mantener una conversación». En definitiva, darte a conocer para que la empresa pueda decidir si encajas en lo que está buscando.

Entrevista de trabajo: qué hacer antes, durante y después

rawpixel-ком-252127.jpg

Andrés Cardemil, director de HumanNet Consultores, dice que todo candidato a un cargo debe saber que la entrevista de trabajo es, en esencia, el real momento de la verdad.

Si por estos días recibió la grata noticia de ser citado a una entrevista para el nuevo trabajo al que está postulando, entonces debiera prestar atención a las siguientes recomendaciones entregadas por HumanNet Consultores.

Considerada por muchos como la etapa más crucial de un proceso de selección, para tener éxito y dejar una muy buena impresión en esta instancia es fundamental que todo profesional sepa con certeza qué hacer antes, durante y con posterioridad a ella.

Así lo destaca Andrés Cardemil, director de HumanNet Consultores, quien manifiesta que todo candidato a un cargo debe saber que la entrevista de trabajo es, en esencia, el real momento de la verdad, por lo que resulta clave prepararse para afrontarla adecuadamente.

“Son muchos los casos de profesionales o ejecutivos que, cumpliendo con todos los requisitos exigidos para un puesto, no han dado una buena entrevista laboral y han quedado en el camino. Entonces, nuestra recomendación es tomarse en serio esta fase y no dejar nada a la improvisación”.

ANTES DE…

  • Logística. Todo postulante debe conocer con claridad dónde y cómo puede llegar al lugar en que se realizará la entrevista de trabajo. Es decir, además de la dirección y comuna, tiene que evaluar diferentes recorridos o rutas, ya sea que se traslade en su propio vehículo, metro, bus o emplee servicios como taxi o Uber.
  • Antecedentes de la organización. Es importante que todo entrevistado investigue acerca de la empresa o institución desde donde lo citaron. Para ello basta que visite su sitio web o busque información relevante de ella en Internet y redes sociales.
  • Vestuario y presentación personal. El candidato debe vestirse adecuadamente para la ocasión, esto es, acorde al tipo de Empresa o Institución al que postula, y al tipo de función a desempeñar. Es decir, debe tener en cuenta que presentarse de manera coherente al tipo de trabajo a realizar, lo ayudará a causar una mejor impresión. Por ejemplo, si postula a un buffette de abogados, o un Banco, el ideal es usar un atuendo formal o elegante; pero si está postulando a un cargo de Diseñador en una Empresa de Desarrollo tecnológico multimedia, que produce Juegos on-line, ir con un aspecto muy formal, podría hacerlo ver como una persona poco creativa o muy tradicionalista. Por su parte, usar prendas o accesorios demasiado vistosos, y poco sobrios, podrían distraer al entrevistador, lo cual tampoco resulta recomendable.
  • Repasar CV. Es esencial que la persona domine cada detalle de su Currículum Vitae, ya sean los antecedentes académicos, laborales y fechas en general. 
  • Puntualidad. La idea es no llegar con mucha anticipación ni tampoco atrasado. La recomendación básica es siempre presentarse cinco minutos antes y esperar en recepción hasta que lo llamen.

DURANTE…

  • Saludo. El candidato debe saludar de manera cordial a su entrevistador, tratarlo por su nombre ojalá, como una forma de romper el hielo y dar paso a la conversación.
  • Actuar con naturalidad. Otro consejo que entregan desde HumanNet Consultores es que el postulante se muestre tal como es, en forma natural, y no intente ser otra persona o aparentar, pues esto último es muy fácil de reconocer, y no irradiará autenticidad.
  • Mostrar seguridad. Hay que evitar los tics, gestos, malas posturas o quiebres en los tonos de voz que puedan reflejar nerviosismo, ansiedad o inseguridad. No hay que olvidar que todo comunica, sobre todo lo “no verbal”.
  • Prestar atención. Poner foco en las preguntas y comentarios del entrevistador ayudará a una comunicación más fluida con él, y a desenvolverse con efectividad en lo que le preguntan. Evitar alargarse demasiado en las respuestas, o hablar de temas distintos a lo que le preguntan, podría llegar a aburrir al entrevistador.
  • Resaltar experiencia, fortalezas y logros. Recuerde que la entrevista es una instancia en donde no sólo el entrevistador puede contrastar y ahondar la información que aparece en el CV del candidato, sino que también es una excelente oportunidad para que el entrevistado resalte ante él su experiencia laboral, fortalezas y principales logros profesionales obtenidos. 
  • Preguntar sin temor. Ante una duda o inquietud sobre el cargo al que se está postulando, la recomendación de Andrés Cardemil es que el postulante pregunte simplemente. De la misma forma, si una interrogante o consulta del entrevistador no se entendió bien, el consejo es contra preguntar o pedir clarificación.

DESPUÉS DE…

  • Despedida. Al finalizar la entrevista laboral, todo candidato debe proceder con el ritual de despedirse de su entrevistador, de la misma forma cordial en que lo saludó en un comienzo. Agradecer la oportunidad y espacio de tiempo dedicado, es bien visto también.
  • Clarificar el timing del proceso. Todo candidato tiene derecho a ubicarse y saber cuáles son los pasos siguientes en el proceso, para lo cual preguntar por la expectativa de tiempo involucrada para obtener una respuesta del resultado de su postulación, es justo, correcto y necesario. Por tanto, atreverse a preguntar: “¿qué sigue después de esta entrevista?”, o “¿cuándo podré tener una respuesta si quedé o no seleccionado?”, son preguntas muy válidas, y ayudan al candidato a regular expectativas, bajar la ansiedad, y organizarse mejor en los días o semanas venideras.
  • Hacer seguimiento. Como una manera de mostrar interés por el proceso en el que se está participando, resulta útil que el postulante pueda llamar a su entrevistador (para lo cual es importante anotar su teléfono antes), siempre y cuando el tiempo transcurrido haya superado las expectativas que le habían dicho al finalizar la entrevista. Esta proactiva acción, resulta muy razonable, sobre todo si el candidato no ha recibido comunicación alguna del entrevistador en los plazos que se habían planteado, pues es muy importante cerrar el capítulo y eliminar la incertidumbre, ya sea que reciba una buena o una mala noticia con respecto a su postulación.

Estas son las mejores 11 apps para encontrar empleo en España

Nosotros te ayudaremos a encontrar empleo vía online, con estas 11 apps nunca fue tan fácil contar con un empleo y el futuro soñado, hemos elegido las mejores apps para encontrar trabajo desde España, para que logres este sueño sólo necesitas tener actualizada tu CV u hoja de vida, además de un teléfono móvil con cualquier sistema operativo e instalación de apps para encontrar trabajo en tiempo record.

Muchas veces escuchamos que existen infinidad de apps, para Iphone y para Android, hemos elegido las 11 mejores apps para buscar empleo, la gran ventaja es que puedes dedicar tiempo desde donde estés.

INDEED BÚSQUEDA DE EMPLEO

Encuentra empleo con Indeed, el buscador más completo.
Con una sola búsqueda, Indeed te da acceso gratuito a millones de empleos disponibles en miles de páginas de empresas y bolsas de empleo. Busca y solicita empleos desde el app que más te ayuda durante tu búsqueda de empleo.

Indeed es la página de búsqueda de empleo #1 a nivel mundial*:
Únete a los más de 250 millones de candidatos que usan Indeed cada mes
Busca empleo en más de 60 países y en 28 idiomas
Busca en la base de datos de Indeed, que contiene más de 16 millones de empleos a nivel mundial

Busca
Búsqueda de empleos fácil y rápida
Utiliza el GPS de tu dispositivo y encuentra empleo en ciudades cercanas
Descubre nuevos empleos publicados desde tu última búsqueda y sé el primero en postular
Busca por título de empleo, empresa y ubicación para encontrar el empleo de tus sueños
Encuentra empleo de tiempo completo, medio tiempo, por contrato, freelance y prácticas profesionales

Postula a empleos
Usa tu CV Indeed (HV Indeed) para postular fácilmente a determinados empleos
Crea un CV (HV) y únete a la red de más de 70 millones de CV (HV) de Indeed
Puedes incluir un mensaje personalizado al postular a un empleo
¿Todavía no estás listo para postular a un empleo? Puedes crear un recordatorio para postularte luego

LINKEDIN JOB SEARCH

LinkedIn Job Search te proporciona las herramientas que necesitas para encontrar el empleo de tus sueños; o para que te encuentre él a ti.

Encuentra rápidamente empleos dónde quieras gracias a la búsqueda por ubicación. Recibe recomendaciones y notificaciones automáticas según tus búsquedas de empleo. Solicita empleos con tu perfil de LinkedIn con tan solo unos toques. Todo ello completamente en privado, con la seguridad de que tu red de LinkedIn no recibirá notificaciones.

LinkedIn Job Search pone la eficacia de la búsqueda de empleo de LinkedIn en la palma de tu mano gracias a:

  • Búsquedas fáciles y rápidas por cargo, ubicación o palabras clave.
  • Empleos recomendados basados en búsquedas guardadas, empleos que has visto y tu perfil de LinkedIn.
  • Notificaciones cuando hay empleos nuevos que coinciden con lo que buscas.
  • Proceso de solicitud sencillísimo para el que se usa tu perfil de LinkedIn.
  • Privacidad absoluta: tu red no se enterará de tu actividad en la aplicación.
  • Puedes descargar y utilizar LinkedIn Job Search gratis.

JOB TODAY
Ofertas de trabajo para profesionales

¡Encuentra un puesto de trabajo o contrata a un profesional cualificado para tu empresa de forma fácil y rápida!

Con el buscador de empleo JOB TODAY podrás encontrar y publicar ofertas y puestos de trabajo para cualquier profesión: marketing, cocina, venta al por menor, hostelería o en el sector servicios. Encuentra trabajo rápido y lanza tu carrera profesional con un solo clic. ¿Buscas a un candidato profesional para tu empresa? ¡Entrevista y contrata empleados con la app de búsqueda de trabajo JOB TODAY!

La búsqueda de trabajo y la contratación de personal ha dado un giro de 360º con la app JOB TODAY. Olvídate de los CV con exceso de información, de las cartas de presentación y de pasar días buscando e inscribiéndote a ofertas de trabajo. JOB TODAY te propone un proceso de selección y búsqueda de empleo rápido y sencillo. Suena bien, ¿no?

Desarrolla tu trayectoria profesional con el buscador JOB TODAY:

1. Crea un perfil lo más completo posible.
2. Haz una búsqueda rápida por sector y profesión
3. Consulta las distintas ofertas de empleo para encontrar un puesto que se ajuste a tu perfil.
4. Envía tu solicitud. ¡Adiós a los CV interminables y las colas en las oficinas de empleo!
5. Chatea con las empresas y ¡pon en marcha tu trayectoria profesional en pocos segundos!

Coronavirus: ventajas y desventajas de trabajar en casa

El contexto de aislamiento pone en evidencia la desigual distribución de tareas entre los géneros y la doble o triple jornada laboral de las mujeres.

De manera impensada aun para los gurúes que desde hace décadas pregonan el teletrabajo, el modelo se instaló a la fuerza y sin aviso. Ahora quienes tenemos trabajo, lo hacemos desde casa. La tecnología lo permite, cómo no, pero ¿qué hacemos con todos los demás trabajos? Qué pasa con los hijos e hijas que no van a la escuela, quién cocina, quién se ocupa del padre o de la abuela y, la nueva, quién mantiene inmaculada la casa hasta que huela a lavandina y alcohol como nunca hubiéramos imaginado que querríamos. Congeniar la vida familiar con el teletrabajo no es fácil. Lo saben las mujeres. “¡Muy complicado!”, “¡Querer morir!”, “Sobreviviendo”, dicen aquellas que por estos días de aislamiento obligatorio están sobrecargando su ya recargada jornada. Otras lo viven con más naturalidad y la pasan mejor ante una realidad que saben difícil de cambiar. Lo que es claro es que son las mujeres las interpeladas por el tema. La crisis de los cuidados que viene denunciando el feminismo hace años, puesta en evidencia y potenciada con la aparición del coronavirus

Apenas comenzó el aislamiento social obligatorio la actriz Verónica Llinás difundió un video en el que su personaje de señora bien se colgaba de la pierna de la empleada doméstica, desesperada, para que no se fuera. El humor fue superado por la realidad. Esta semana un hombre fue detenido en Tandil por intentar ingresar a su empleada doméstica al country en el baúl del auto. Las dos escenas exhiben a cierta clase pudiente del país, sin embargo, la preocupación trasciende el estereotipo. Si en tiempos de normalidad las mujeres realizan la mayor parte del trabajo doméstico no remunerado –el 76 por ciento según la Encuesta sobre uso del tiempo y trabajo no remunerado de Argentina, 2013– no sorprende que cuando la crisis sanitaria nos repliega al espacio doméstico la estructura desigual quede en evidencia, se acentúe y colapse. El Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires lanzó una campaña al respecto. “Estamos en casa pero tenemos que compartir las tareas. Esta es una oportunidad para valorizar las tareas de cuidado. El cuidado es una responsabilidad social, hoy más que nunca lo entendemos. No es tarea solo de las mujeres, es responsabilidad de todos, de todas, de todes”, dice la ministra Estela Díaz.

Lo cierto es que cuando las papas queman, nada parece alcanzar. Cecilia, socióloga de 42 años, trabaja en una universidad y como consultora. “Nos están sobre exigiendo en particular a las mujeres, por un lado que mantengamos la higiene absoluta. En casa venía una señora una vez por semana y con eso me alcanzaba. Ahora todos los días hay que limpiar. En mi caso yo no estoy acostumbrada a estar todo el día en mi casa y a cargo de todas las tareas domésticas y me agobia”, cuenta. Durante el día, Cecilia prepara clases para la facultad y por la noche, cuando se duerme la hija, avanza con la investigación en educación que tiene comprometida. Día y noche hay que ser madre: hacer la tarea con la nena, entretenerla, calmarla. “Qué pasa con que hay que mantener la actividad como si esto no fuera una situación excepcional. Como si no tuviéramos que cambiar las cosas que hacíamos y el lugar donde estábamos”, reclama. Ese malestar lo sienten muchas de las mujeres consultadas. Este discurso “de hagamos que no pasó nada mientras nos explotan y oprimen/mimos en casa” me genera tremendo fastidio, dice Jimena en Facebook. Si antes se hablaba de la doble o triple jornada laboral de las mujeres (trabajo en casa, afuera y militancia), hoy mínimo hay cuatro. Así lo vive Valeria “estoy más agotada que en tiempos de normalidad. Mi jornada es más que triple: madre, ama de casa, cuidadora de adulta mayor, docente particular de adolescentes y home worker… cuento mínimo cuatro jornadas laborales. Estoy exhausta y encerrada”, comenta.

Encierro, incertidumbre, y tareas de todo tipo, nuevas o aggiornadas al ritmo de la pandemia, suenan a bomba de tiempo. Victoria, profesora de stretching, se entusiasmó con seguir dando clases a sus alumnos y alumnas en vivo por Instagram. La primera semana lo logró. Pero la segunda internet empezó a andar mal, y toda la ingeniería que tenía que hacer en su casa para tener ese espacio sola, para que no apareciera su hijo de cuatro años trepándose a su cabeza en medio de la clase, la hicieron desistir.

Las redes se poblaron de memes y chistes sobre la convivencia con niñes, como la psicóloga intentando atender por Skype y conciliando la vida privada con la profesional en el comienzo de la cuarentena, con tres chicos atados y amordazados en el piso; o los audios hablando de la bondad de este tiempo para aprovechar y fortalecer los vínculos con la familia, que se cortaban abruptamente para hacer callar a un chico. La realidad otra vez supera la ficción. Cecilia tiene una hija de cinco años que toda su vida fue ocho horas a guardería y jardín. ¿Cómo entiende ahora la nena que se tiene que quedar en casa? ¿Cómo acepta que además tiene que hacer tarea? ¿Y quién la acompaña con las actividades que le mandan desde la escuela?

Con adolescentes tampoco es fácil. Anabella, actriz y también empleada en un organismo público, hace cuarentena con su marido, e hija e hijo adolescentes. Se levanta temprano para poder trabajar tranquila. “A los adolescentes los dejo dormir hasta cualquier hora para que no molesten pero más de las 14 hs ya opera el lado madre-judía que tengo y los despierto. Y ya es imposible volver a concentrarme: preguntas, cocinarles, estar atrás para que se aseen, sus teletareas escolares, necesidades, «paja», en fin, ya el teletrabajo pasa a quinto lugar… lo sigo intentando, igual, de a ratos, en vez de darlo por concluido, por lo que quedo conectada hasta tarde con el laburo”. Lograr que los adolescentes hagan las tareas de la escuela y alguna de la casa, casi imposible, apunta.

Las tareas de los chicos

El tema de las tareas escolares merece capítulo aparte. Si bien sirven para dar una continuidad, hay que repensar qué capacidad tienen los chicos de responder en estas circunstancias, más allá de que hay docentes que no saben adaptar sus clases a la virtualidad, lo que genera mucha demanda hacia padres y madres y estrés para los chicos. Tanto así que mientras escribía, esta cronista escuchó de su hijo menor algo que jamás hubiera imaginado salir de su boca: “¡Quiero ir a la escuela!”.

Y todo eso si funciona bien internet, el opio de los días, ahora más que nunca. Cuando se cuelga, cuando circula información de la posibilidad de que se corte o que colapse, la ansiedad se multiplica. Bernarda envía su crónica del día desde Rosario: “Me quedé sin internet hoy, así que laburando a medias usando el 4g del celular. Vivo en un departamento con hijo de 8 e hija de 6. El padre en aislamiento viviendo con su familia dice que no puede llevarlxs unos días para cuidar a sus padres. Hoy casi no les di bola a hijes. Me sentí mal. Laburo más que si estuviera en la oficina. Todavía no aprendí a separar los tiempos. Voy al almacén de la otra cuadra y dejo a hijes viendo tele mientras”.

Si en la vida antes del coronavirus, gran parte de los hijos e hijas de padres separados vivían con la madre, el nuevo escenario reforzó la carga, ya que como dice la resolución 132/2020 del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación los chicos deben estar en el domicilio que es el “centro de vida”. Eso en la práctica significa que están con la madre, que van poco y nada con el padre o que el padre los va a visitar a esa casa, todos acuerdos excepcionales a los que llegan los ex según las posibilidades. Gretel, recién separada, escribe desde Catamarca. Es docente universitaria, trabaja en el Estado por la mañana y milita en un organismo de derechos humanos. Tiene una hija en la universidad y dos hijos de siete y cinco años, los tres con ella, que además vive con sus padres, mayores. “Es muy difícil mantener un equilibrio entre el teletrabajo y la asistencia a los niños en casa. Sumado al trabajo de tesis y el cursado de maestría. Sumado a que la conectividad en el norte argentino es malísima. Por lo que tanto el teletrabajo como el avance de tesis y cursado de maestría se hacen cuesta arriba. Yo comprendo que esta cuarentena no son vacaciones. Pero realmente nadie contempla la sobrecarga que recae nuevamente en nosotras las mujeres. No es colocarme en un lugar de víctima. Es repensar los términos o las flexibilidades que se deberían tener… somos docentes, pero si tenemos a cargo el cuidado de niñes o adultes mayores las 24 horas, es difícil cumplir con el trabajo”, apunta.

Los horarios corridos. La falta de concentración y de organización. El sueño interrumpido. Los vínculos exigidos. El trabajo reinventándose. Todo está moviéndose al ritmo de un cuco que no se ve. La cuarentena pone a prueba la convivencia y la capacidad de sostener el espacio privado, que ahora también es público, y que históricamente ha estado en manos de las mujeres. Por supuesto que la subjetividad no queda afuera y según el momento y las posibilidades actuales, cada persona asume la conciliación entre convivencia y coronavirus o entre las múltiples tareas que le tocan, de distinta manera. No hay que olvidarse tampoco de quienes ni siquiera tienen posibilidad de home office porque no tienen trabajo (ver aparte) o porque trabajan en los márgenes. De todas formas, partiendo de la base que nuestra sociedad es estructuralmente desigual desde el punto de vista de género (no el único, por supuesto), el coronavirus pone en evidencia la necesidad de que los sistemas de cuidados sean revisados, no solo por hoy ni por esta emergencia, sino para lo que vendrá; para que la vida valga la pena ser vivida, como decía una de las consignas de este día internacional de las mujeres, que ahora parece tan lejano pero sigue vigente todos los días.

Las que sí disfrutan de trabajar en casa

Para algunas mujeres llevar la vida encerradas y seguir trabajando no ha sido tan conflictivo. Destacan la posibilidad de estar más con los hijos e hijas, de trabajar en proyectos que tenían postergados o de seguir activas. La edad, el nivel y el estilo de vida, el tipo de tareas y responsabilidades a cargo, entre otras cuestiones, influyen.

Rocío, que trabaja en una multinacional de telecomunicaciones, dice que se adaptó bastante bien al encierro ya que le permite estar más tiempo con sus hijos, de uno y tres años. Sigue haciendo su horario habitual, de 9 a 17, pero instalada en la mesa del comedor. Espalda con espalda, trabaja su marido. El ya trabajaba de esta manera así que están acostumbrados. De todas formas, y aunque comparten tareas con la pareja, la jornada no se termina nunca. “Tenía una persona que venía día por medio y ahora no. Entonces hoy desde las doce de la noche a las tres de la mañana estuve limpiando”, cuenta. También relata la forma que encontró para organizarse. “En el medio del trabajo te vas tomando recreítos para hacer las cosas. Te tomás el horario del almuerzo. Ellos quieren upa. De vez en cuando pegan un grito o se ve un corpiño de fondo en una videoconferencia. Pero en este contexto está justificado”. Rocío no tiene tiempo de aburrirse, ni de angustiarse demasiado, pero está exhausta. Cuando se desconecta hace la cena y lo que almorzarán al día siguiente, después pone el lavarropas, juega y hace la tarea con los chicos (¡sí, le dieron tarea!). Entre los tips que viene cumpliendo para llevarla lo mejor posible cuenta además: no quedarse en piyama y respetar los horarios que tenían los chicos para que no se descompaginen con la comida y el sueño.

Marta Cerutti tiene 67 años y sigue trabajando porque es personal de salud y coordina un programa de atención primaria de la salud en Vicente López. Trata de tener reuniones vía Zoom y salir a la calle lo menos posible. “En casa dividimos las tareas, ya está arreglado el jardín, acomodados los placares, el quincho, el garaje, el perro bañado, la ropa planchada, leemos, miramos Netflix, jugamos Burako, generala, y sobre todo comemos, no me quejo. Soy de las personas afortunadas a las que en este momento no les falta lo indispensable. Pienso en quienes viven al día. Por suerte el gGobierno se acuerda de ellxs”

Monique Alstchul, directora de la ong Mujeres en Igualdad (MEI), tiene 81 años. Está en cuarentena absoluta pero muy comunicada a través de la tecnología. “Estoy casi terminando el trabajo atrasado. Sigo las aulas digitales sobre Estereotipos de Género en las Ciencias y la Tecnología que ofrecemos desde MEI para profesoras de todo el país: por fin tengo tiempo de hacerlo y me encanta. Estoy terminando una publicación sobre los treinta años de Mujeres en Igualdad. Y espero poder hacer uno de nuestros desayunos online muy prontito. No me alcanzan los días. Ah: mis nietas me enseñan por WhatsApp a usar el microondas que nunca me copó pero que resulta útil en estos días”.

El rol social del cuidado

Delfina Schenone Sienra, socióloga, integrante del área política de ELA (equipo latinoamericano de justicia y género) analiza en esta entrevista la necesidad de que los cuidados sean vistos no como una carga individual sino social. “Es momento de entender que sin cuidados no hay economía, no hay trabajos ni hay bienestar porque sencillamente no habría sociedad ni reproducción social de los seres humanos”, dice.

–El cuidado es tema de agenda del feminismo de los últimos años. ¿Qué es lo que cambia con la irrupción del coronavirus?

–Puso como nunca a los cuidados en el centro del debate público, al punto de que excede la discusión que venimos llevando dentro del feminismo. Lo que esta crisis vino a evidenciar es que los trabajos de cuidado son imprescindibles para nuestra reproducción y bienestar social. Nos está enfrentando con nuestra interdependencia, con nuestras vulnerabilidades y haciendo ver que necesitamos sistemas más justos donde el peso de estos trabajos no recaiga mayormente en los hombros de las mujeres. Así como se está hablando de que hay que revisar el rol del Estado en relación a la economía o ponderar la producción sobre lo financiero, no podemos dejar de revisar nuestra organización social del cuidado si queremos una sociedad más justa en términos socioeconómicos y de género. Y esto implica revisar y redistribuir el cuidado entre los distintos actores sociales: el Estado, las empresas, los sindicatos, las organizaciones comunitarias y las familias, y poner en el centro la sostenibilidad de la vida.

–¿Cómo impacta el contexto de aislamiento social en la vida familiar, donde todavía la mayor parte de las tareas están a cargo de las mujeres?

–En términos generales, lo que se ve es una intensificación de los cuidados. Pero es importante salirnos de la burbuja de la clase media, y entender que no todas las mujeres vivimos esta crisis de la misma manera. Para muchas, esta cuarentena significa una tensión enorme para intentar conciliar los múltiples trabajos de cuidados con su trabajo remunerado, mientras lidian además con la incertidumbre, angustias y ansiedades propias y ajenas. Hay empleos que siguen exigiendo un ritmo de trabajo como si nada pasara. A su vez, para muchas otras, este aislamiento social significa mayor precariedad de la vida, pérdida parcial o total de ingresos, dificultad para cumplir con la cuarentena por las condiciones de vivienda y para cumplir con las normas de higiene cuando no se tiene acceso al agua potable en el hogar. Y esto genera angustia, miedo y preocupación. Para muchas el problema no es ver cómo conciliar los cuidados con el trabajo remunerado sin perder la cordura, sino ver cómo van a hacer para comer, para pagar las cuentas si no hay trabajo o las ayudas sociales no alcanzan mientras cuidan de niñas, niños, personas mayores. Y esto sumado a la preocupación de saber que hay una pandemia pero que no tienen todas las herramientas para cuidarse.

–¿Puede ser esta una oportunidad para valorizar el trabajo invisible históricamente a cargo de las mujeres?

–Sí, pero esto no va suceder solo. No podemos pensar que por el simple hecho de que ahora hay mayor conciencia sobre lo que implican los cuidados y la importancia que tienen, las cosas van a cambiar. Necesitamos el compromiso del Estado, pero también de las empresas y los sindicatos, no dar por sentado que el cuidado simplemente sucede y dejar que cada familia, y en especial las mujeres, lo resuelvan de la manera que puedan. Eso solo profundiza las desigualdades sociales. Así como las feministas reclamamos que los varones deben involucrarse más en las tareas de cuidado y como sociedad debemos dejar de pensar que son tareas femeninas, también necesitamos de nuevas leyes y políticas públicas que habiliten y den forma a otra distribución del cuidado. Cuando la pandemia lo permita, va a ser imprescindible avanzar con el mapeo federal de los cuidados que ya se anunció, y considerar la conformación de un sistema nacional como un asunto prioritario. Si queremos una sociedad más justa en términos socioeconómicos y de género, se vuelve central revisar y reconfigurar quiénes cuidan y cómo lo hacen.

LA ENTREVISTA DE TRABAJO: ANTES, DURANTE Y DESPUÉS

LA ENTREVISTA DE TRABAJO: ANTES, DURANTE Y DESPUÉS

La entrevista de trabajo es el objetivo principal de toda personas que está en búsqueda activa de empleo, ya que supone un paso más para conseguir el deseado puesto de trabajo. El tener una cita para una entrevista de trabajo implica que la empresa ha leído nuestra carta de presentación, nuestro CV y que está interesada en conocer nuestra candidatura con mayor profundidad.

En el post de hoy queremos indicaros algunas recomendaciones básicas sobre cómo enfrentarnos a una entrevista de trabajo y salir satisfecho/a con nosotros mismos, incluso si al final no conseguimos dicho puesto de trabajo, ya que como todo en esta vida, es bueno tener experiencias en hacer entrevistas y la única forma de adquirirla es acudiendo a las mismas. Además siempre podemos sacar algún nuevo aprendizaje.

entrevista_01

“¿Que es una entrevista de trabajo?”

Es una primera toma de contacto entre el candidato/a y la empresa seleccionadora, cuyo objetivo consiste en analizar la idoneidad de la persona  al puesto de trabajo,  basándose en sus competencias, habilidades y característica personales por un lado y por otro lado  analizando si dicha persona se ajusta adecuadamente a las condiciones y características del puesto en cuestión.

“¿Qué hacer cuando nos citan para una entrevista de trabajo?”

A continuación os dejamos algunos consejos a tener en cuenta para que nuestra entrevista salga lo más exitosa posible. Para ello, vamos a diferenciar entre el antes, durante y después de la misma.

Antes de acudir a la entrevista de trabajo debemos:

– Hacer un análisis previo de nosotros/as mismos/as analizando nuestros puntos fuertes y débiles, reflexionando sobre nuestras cualidades personales, profesionales, debilidades o mejoras. Una herramienta que nos puede ser de gran utilidad es el análisis DAFO

– Recopilar información sobre la empresa (sector al que se dedica, situación en la que se encuentra, nº de empleados…) y sobre el puesto ofertado (funciones, características, habilidades requeridas…) con esto demostraremos al seleccionador/a que tenemos verdadero interés en formar parte de la organización.

– Preparar respuestas a posibles preguntas que puedan hacernos, además de conocer a la perfección nuestro CV. Confirmar la asistencia, la hora y fecha de la entrevista y asegúrarnos que sabemos llegar correctamente al lugar de la entrevista, ya que es recomendable no sólo ser puntual, sino incluso llegar unos minutos antes de la hora citada.

– Otro aspecto a tener en cuenta es ¿Cómo vestirnos para la entrevista de trabajo? Debemos pensar que la imagen que demos dirá mucho de nosotros/as, por eso, hay que tener en cuenta el tipo de empresa a la que acudimos y arreglarnos en función a la misma y al puesto al que optamos. Esto no significa que tengamos que ir siempre de traje de chaqueta, sino mostrarnos tal como somos, procurando transmitir una imagen profesional.

Durante la entrevista de trabajo:

Hay que tratar de cuidar el lenguaje tanto verbal como no verbal, ser natural, sonreír y controlar, en la medida de lo posibles, conductas que demuestren nuestro nerviosismo como: modernos las uñas, movernos continuamente, juguetear con el bolígrafo… Prestar atención a las preguntas del entrevistador/a para dar respuestas directas y concretas, que muestren nuestra seguridad y que resalten nuestras cualidades, formación, experiencia o conocimiento del sector.

También debemos utilizar un tono adecuado de voz, evitando en lo posible el uso de muletillas. No interrumpir al entrevistador/a y si nos hemos quedado con alguna duda, preguntarla, cuando éste/a haya finalizado su exposición, incluso podemos tomar notas de lo hablado durante la entrevista.

Una de las cosas importante que no podemos olvidar antes de salir de la entrevista es conocer cómo va a continuar el proceso de selección. Es conveniente también anotar el nombre de la persona que nos ha entrevistado y agradecerle el tiempo invertido.

Después de la entrevista de trabajo:

Una vez pasada la entrevista debemos analizar los aspectos positivos, los negativos y las áreas de mejora a tener en cuenta para aquellas futuras que podamos tener. También es recomendable llevar un control de las empresas que nos han entrevistado y las fechas, porque si pasado un tiempo prudencial no hemos tenido ninguna noticia del resultado de la misma, debemos llamar e informarnos del proceso.

entrevista_03

El último consejo de este post, y quizás el más difícil de seguir, es no desesperarnos si no conseguimos el puesto de trabajo, porque por cada entrevista que hacemos aprendemos algo nuevo y tarde o temprano aparecerá nuestra oportunidad.