Aunque se deben demostrar conocimientos y habilidades personales, es muy importante saber escuchar y no querer sobresalir durante todo el ejercicio, dicen expertos.

Не будьте чрезмерно активными, слушайте и уважайте вмешательства других.  Фото: 123rf.com

Afrontar una entrevista de trabajo grupal no es tarea fácil. Si destacarse en una cita donde hay solo dos personas –candidato y empleador- se hace complejo, ¿te imaginas el panorama con uno o más entrevistadores y, además, con otros postulantes siendo evaluados al mismo tiempo y en el mismo espacio?

De eso se tratan las pruebas ‘assessment’, que los empleadores realizan con varios fines, por ejemplo, para elegir dos o tres candidatos en procesos masivos y de alta rotación, para hacer más ágiles los procesos e incluso para que sean más económicos.

“En un ‘assessment’ es importante tener en cuenta que si bien se deben demostrar los conocimientos y habilidades personales, es muy importante saber escuchar y no querer sobresalir durante todo el ejercicio, incluso sin tener muchos aportes que hacer. Es muy probable que se esté analizando el trabajo en equipo, la capacidad de interrelacionarse, de escuchar y resolver situaciones inesperadas”, aconseja María Paula Murcia, directora de e-hunters, reconocida empresa de cazatalentos.

“Se debe ser concreto, aportar e intervenir en los momentos adecuados, estar atentos a las instrucciones y tiempos de los ejercicios, pues muchas veces los candidatos pueden cometer errores por mal seguimiento de instrucciones o mal manejo del tiempo”, complementa Murcia.

Por su parte, Ramón Chaux, gerente de la firma Mind Management, asegura que “no hay que sobreactuarse o lucir demasiado ‘sobrador’. Puede ser muy fácil intentar sobresalir, pero es mejor respetar los turnos y hablar cuando le corresponde. Es clave ser honesto, claro y conciso a la hora de responder”.

Además, Chaux expresa que hablar de más puede ser malo. Tú debes concentrarte en la pregunta y responder de manera genuina y lo más enfocado posible, sin desviarte a otros temas. De igual manera, usa un tono pausado, seguro y mirando a los interlocutores. Es conveniente no mentir ni exagerar logros.

Así mismo, desde antes de la entrevista tú debes estar seguro y motivado por el puesto y cumplir todos los requisitos. “Las pruebas y los buenos entrevistadores suelen notar la seguridad y la motivación que solo ofrece conocer bien el cargo al que se aplica”, afirma Chaux.

Consigue entrevistas de este tipo registrando tu hoja de vida en nuestro portal

Hay que tener claro que no se debe buscar sobresalir opacando a los compañeros de entrevista. No hables ni mucho ni poco, encuentra un punto medio. Intervén de manera apropiada según tu turno e interrumpe solo cuando la dinámica lo permita (cuando se esté en discusión abierta).

No sobra recabar información sobre la empresa, su objeto social y su negocio. Como en cualquier otro proceso de selección, sé tú mismo. “Llevar un guion puede resultar en un desastre”, apunta Chaux.

Los empleadores van a detallar en ti las competencias claves del cargo en cuestión. Si es un cargo comercial estarán atentos a la manera como tú te expresas, tu apariencia y  las habilidades sociales, por ejemplo.

No obstante, hay algunas cosas universales que influirán siempre en el proceso: el conocimiento, el tono de voz, la buena comunicación verbal y no verbal y la relación emocional que establezcas con los entrevistadores.

Destaca tu hoja de vida sobre las demás comprando elempleo VIP

“La herramienta con la que tú buscas trabajo siempre será tu experiencia laboral y académica junto con tu personalidad. Si a esos tres elementos le unes una buena comunicación, conexión emocional con los entrevistadores y una adecuada manera de vestir, seguramente tendrás probabilidades de causar buena impresión y hacerte al cargo”, puntúa Chaux.

Muchas cosas por evaluar

Jimena Sánchez, especialista en Recursos Humanos, dice que al ser empleador ‘uno mira cómo el candidato interacciona con las otras personas, el trabajo en equipo, qué tan abierto está a nuevas ideas, cómo es el manejo del tiempo y de los recursos que se le dan, y cómo se desenvuelve en situaciones de incertidumbre (como la entrevista grupal)’.

La importancia de ser líder

El liderazgo se tiene en cuenta. Un líder no es el que más duro hable. Para sobresalir se debe ser calmado, estar pendiente de todo lo que se dice, ser honesto y estar bien preparado. Ser auténtico y no apalancarse de las respuestas de otro compañero.