Encontrar trabajo es una tarea que requiere dedicación y, a veces, especialización. Por no mencionar el hermetismo que hay en torno a algunos oficios. Como muestra, la industria financiera, la mejor pagada de España y en la que es difícil entrar

Cómo buscar trabajo en la industria financiera, la mejor pagada de España

Recientemente conocimos que la Banca y el sector financiero ofrecen los salarios más elevados en nuestro país en este año: 300.000 euros brutos anuales para un Managing Director y para un Socio en Consultora, según los datos de Spring Professional. Se trata de unas cantidades que generan mucho atractivo y que pocas personas perciben.

El citado informe reflejaba que la formación y la experiencia son necesarias en cada uno de los perfiles, pero, precisamente, haciendo referencia al entorno actual, las competencias se han convertido en la clave del éxito. ¿Qué debemos hacer para buscar y encontrar trabajo dentro del campo de las finanzas?

Partimos de la base de que no es algo, para nada, sencillo. José Luis Cárpatos, director de Glolversia Eafi, detala que la industria está muy copada “por los bancos que están reduciendo plantilla”. Por tanto, en su opinión, lo mejor es, siendo consciente de la dificultad, tras la carrera «estudiar una especialización o comercial o en gestión que es lo más buscado sobre todo la parte comercial e intentar meter la cabeza y tener paciencia”.

Desarrollar un trabajo el sector bancario y financiero permite un abanico muy amplio de opciones dentro de un área similar, aunque, efectivamente, “es muy importante tener una especialización concreta”, explica Rafael Ojeda, analista independiente. Particularmente, para ver “qué salidas laborales puedes tener según el rumbo que hayas tomado”, añade. 

CÓMO ENTRAR EN EL SECTOR FINANCIERO

Sendos expertos inciden en que el primer paso es, como no podía ser de otra manera “tener una formación adecuada”. Si tienes interés en la economía, la banca o las finanzas en general y te gustaría dedicarte a ello, lo primero es tener una correcta “preparación académica”. Como en todos los sectores, la especialización puede ser la clave para que logremos alcanzar el puesto que queremos.

Tal y como afirma José María Luna, analista y asesor profesional de Caser Asesores Patrimoniales, si una persona tiene muy claro que su convicción es que quiere trabajar en el sector financiero, puede buscar tres opciones diferentes. La primera de ellas es centrarse en el aumento de regulación normativa. Así, la persona interesada “haría bien en estudiar aquellas cosas que están relacionadas con la legislación y regulación”. Una forma de hacerlo es a través de las propias facultades universitarias, de la CNMV e, incluso, de las entidades financieras. Esta es una parte del sector financiero que va en aumento

En segundo lugar, podemos dedicar nuestros esfuerzos hacia la banca privada o de inversión. Según Luna, lo más fácil para encontrar trabajo dentro de este campo es “tener cartera”. Una persona que tiene una determinada formación de economista y que tiene las titulaciones necesarias para desempeñar el ejercicio de asesor financiero (EFPA, CFA o similares) tiene un grupo de amigos, conocidos, dentro de este mundo “se le abren mucho las puertas”, asevera Luna. Dicho de otro modo, si llegas a la entidad garantizando una cartera de varios clientes potenciales “tus probabilidades aumentan considerablemente”. 

Hay otra alternativa más importante para entrar en este subsector, agrega Luna, que es ofrecerse en puestos mucho “más junior” cuando se está comenzando a menor escala. El experto subraya que algunas gestoras lanzan de vez en cuando promociones en las cuales intentan captar la atención de los más jóvenes y les ponen a trabajar “con contratos bajos o en prácticas”. Con todo, eso ahí se puede “empezar a hacer cartera”.

Por último, estaría la parte de trabajar en análisis o gestión. Para Luna, estos son los puestos de “más difícil acceso”, pese a la formación que tengamos. Sería más complicado porque vamos dirigidos a un segmento de “público o personas” que es el minoritario dentro de este sector financiero. Hay menos oferta y menos demanda. 

En esta línea, la única alternativa sería formarse día y noche en “análisis y gestión” y obtener certificaciones dentro de la parte del análisis. En definitiva “estar en contacto con la propia industria permanentemente”. Habría que centrarse en labores de cómo funciona el mercado y de comunicación. El experto señala que “no será fácil”, pero con un trabajo constante y estar alerta de todos los procesos “se puede terminar optando”.